Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘recién nacido’

Semanas 5-8

A partir de la quinta semana de embarazo, el corazón del feto empieza a latir. Su cerebro se desarrolla a más velocidad de lo que lo hará nunca, y comienzan a formarse los brazos, las piernas y los dedos del niño.

Esta pequeña vida ya tiene en su interior la información genética que determinará muchos de sus rasgos físicos y de carácter.

Los vasos sanguíneos que se han desarrollado están conectados a la circulación sanguínea de la madre. Poco a poco, vas notando que está creciendo un pequeño ser dentro de ti. En la quinta semana comienza a latir su corazón y aparecen las diminutas manitas y pies. Unos días después, el embrión ya puede girar su cabecita.

A finales del segundo mes ya están formados todos los órganos y sistemas orgánicos. Tu bebé se mueve de modo perceptible: su tórax sube y baja rítimicamente como si respirara y puede estirarse y encogerse.

El movimiento es importante para el desarrollo de tu bebé. Sus experiencias sensoriales influyen en el desarrollo de su cerebro.

Semanas 9-12

En el tercer mes el bebé ya es capaz de girar la cabeza y realizar movimientos de balanceo. Las formas del pequeño cuerpo se definen cada vez más y ya empiezan a desarrollarse sus órganos sexuales internos. Lo más importante en estas semanas es el desarrollo del cerebro del feto.

A partir de la décima semana de gestación tu bebé puede sentir estímulos en su piel. Su hígado comienza a producir bilis y aproximadamente al finalizar el tercer mes de embarazo bebe ya líquido amniótico y lo expulsa después. Con ese gesto de tragar entrena pulmones y riñones.
La corteza cerebral empieza también a crecer para convertirse en el futuro en la parte del cerebro que, según los científicos, alberga la personalidad de la persona.
Tu bebé participa en tu vida. Siente excitación, alegría o estrés. Si te asustan, la adrenalina liberada en tu sangre le provoca palpitaciones.

Semanas 13-16

Vídeo. Cómo se desarrolla el bebé: El bebé en el vientre materno. Semanas 13-16

En el cuarto mes, el bebé ya sabe mover las piernas, los brazos y la cabeza de manera independiente. Además, en esta etapa descubre una nueva diversión: chuparse el dedo pulgar.

También ha aprendido a hacer muchos gestos como fruncir las cejas, bostezar o hacer ruidos con la boca.

Durante el cuarto mes, el feto empieza a controlar sus movimientos y pasará los días practicando sus nuevas habilidades. Es ahora cuando crecen las “turbulencias” en tu vientre. Las vías nerviosas del cuerpo de tu bebé se han unido ya de tal forma que puede girarse, flotar e incluso dar volteretas.

El bebé tiene aún mucho espacio y en sus “aventuras” puede tocar ligeramente la pared del útero. Muchas futuras madres sienten este tierno movimiento alrededor de la 15ª semana.

Poco a poco se mueven también los globos oculares del bebé, aún bajo los párpados firmemente cerrados.

A finales del cuarto mes de embarazo tu bebé mide unos 16 centímetros y pesa alrededor de 100 gramos.

Para completar la información visita http://www.serpadres.es/cms/0df0f0d08c0735a5458de49b73872859

Read Full Post »

El contacto precoz es fundamental

Cada vez son más las Maternidades en las que el llamado “contacto precoz” de la madre con el recién nacido se intenta respetar. Los beneficios son enormes, y no ya desde el punto de vista sentimental, que es indudable, sino también desde el de la salud de madre e hijo.

contacto precoz

¿Qué es el contacto precoz?

Algo tan lógico como colocar al bebé en contacto piel con piel con su madre nada más nacer. Pero esto que parece tan obvio se lleva sacrificando años en nuestros hospitales en aras de una “supuesta” mejor atención médica del recién nacido. Buscando su seguridad, se ha perdido cierta humanidad. El personal sanitario que trabaja en nuestros hospitales se ha formado en este modelo de separación, y lleva trabajando así muchos años, absolutamente convencido de que hacían lo correcto.
Y ahora se trata, con datos y estudios científicos en la mano que han demostrado que el bienestar del bebé es mayor si se le deja sobre el pecho de su madre, de que los profesionales vuelvan a lo que nunca se debió perder, a ese contacto estrecho entre madre e hijo que aporta calor, protección y nutrición al lactante.

En este momento, lo habitual es que, tras el parto, el bebé sea colocado sobre el pecho de la madre y, a continuación, el personal se lo lleve para reconocerle y proporcionarle los cuidados médicos protocolarios. Un tiempo que, en algunos casos, puede alargarse más de dos horas hasta que madre e hijo vuelven a encontrarse.

70 minutos de intimidad

Lejos de interrumpir ese primer encuentro, es necesario alargarlo, al menos 70 minutos. Tiempo en el que el bebé reconoce el olor de su madre, y pone en marcha un instinto de supervivencia, que sorprenderá y agradará a la madre. Cuando colocamos al bebé sobre el pecho desnudo de su madre, el recién nacido permanece un rato inmóvil y, poco a poco, va reptando hacia los pechos mediante movimientos de flexión y extensión de las piernas, toca el pezón, pone en marcha los reflejos de búsqueda, se dirige hacia la areola, que reconoce por su color oscuro y por su olor y, tras varios intentos, comienza a succionarla. A partir de entonces, es más probable que el resto de las tomas las haga de manera correcta, fomentando así la lactancia materna. Se ha demostrado que es 2,2 veces menos probable que los bebés separados continúen con el pecho entre el mes y los tres meses de edad.

Pero todo esto necesita tiempo y un ambiente de tranquilidad y respeto. Y, además, requiere conocer cómo va variando el estado de alerta del bebé tras el parto. Justo durante las primeras dos horas tras el nacimiento, el bebé está en alerta tranquila, despierto, sin moverse apenas y con los ojos muy abiertos, pendiente de todo lo que ocurre a su alrededor, memorizando el olor de su madre, en lo que se denomina “periodo sensitivo”, provocado por la descarga de noradrenalina que tiene lugar durante el final del trabajo del parto. Y pasado este periodo, el recién nacido suele entrar en una fase de sueño profundo de la que es difícil despertarle. De ahí, que aprovechar esas primeras horas para conseguir que madre e hijo se reconozcan, a través del tacto y del olor, es fundamental de cara al vínculo futuro.
Así, la diferencia entre que exista ese contacto a que no lo haya es tal que los sentimientos de las madres que no lo disfrutan se colocan justo en el lado contrario a la felicidad. Sustituyen el “maravilloso e increíble” por la tristeza, el vacío, la ansiedad por saber si el bebé está bien, la impotencia de no poder abrazarle después de tanto tiempo esperándolo… En palabras de los especialistas consultados, no es extraño que la depresión posparto sea más frecuente entre las mujeres que han sufrido la separación precoz de sus hijos.

Bebés más tranquilos

Son muchos los trabajos que hablan de la mejor evolución del bebé tras el parto si éste se coloca sobre la madre. Los bebés separados se recuperan más lentamente del estrés del parto, ya que mantienen el cortisol salivar aumentado a las seis horas de edad, a diferencia de los que han permanecido en contacto. También, a las cuatro horas, duermen menos y muestran más movimientos, y lloran más con lo que se ha llamado “llanto protesta-desesperación”. Y lejos de lo que pudiera pensarse, los recién nacidos colocados sobre el pecho de su madre, no sólo no se enfrían –si se les seca bien previamente y se asegura un buen contacto piel con piel– sino que su temperatura corporal asciende progresivamente durante la primera hora, manteniendo el calor durante más tiempo. Además, estabilizan más rápidamente su frecuencia cardíaca y respiratoria, y su nivel de glucemia.

¿Y si nace por cesárea?

Si el bebé nace por cesárea, es menos frecuente que pueda permanecer en contacto piel con piel con su madre. Pero eso no quiere decir que no sea posible realizarlo, por ejemplo, en cesáreas programadas, si existe colaboración del ginecólogo y el anestesista. Por otra parte, cuando no es posible la reunión inmediata madre-hijo, en algunos hospitales se opta porque sea el padre quien disfrute del contacto piel con piel. Los bebés están mucho más tranquilos que separados de sus padres, y ponen en marcha los reflejos ancestrales que hacen que, en muchos casos, se dirijan al pecho de su padre y lo succionen, con lo que éstos se sienten inmediatamente vinculados a sus hijos.

Asesoramiento
Dr. Adolfo Gómez Papí, pediatra del hospital universitario de Tarragona Joan XXII, y miembro del Comité de Lactancia Materna, de la Asociación Española de Pediatría.

Idoia Armendariz, coautora y responsable de la web quenoosseparen.info, de la asociación El parto es nuestro.

fuente: Guia del niño

Read Full Post »

DONACION DE LECHE MATERNA

Los bancos de leche materna son centros donde se recolecta y se conserva la leche de madres donantes. Esa leche se ofrece a bebés que la necesitan y no pueden obtenerla de sus propias mamás. Te contamos todos los detalles sobre el funcionamiento de estos servicios.

En algunos países, como Brasil (con cerca de 200 bancos), existe una red nacional de bancos de leche materna que cubre prácticamente a todos los bebés que lo necesitan. En Europa el número es más reducido, pero va en aumento en Francia, Alemania e Inglaterra.

En España el número de bancos de leche es muy escaso, teniendo en cuenta el importante papel que pueden llegar a jugar en la salud de los recién nacidos, aunque hay varios hospitales trabajando para crear sus propias unidades en breve. Recientemente ha empezado a operar el primero dentro de un servicio de neonatología, en el hospital Doce de Octubre, de Madrid. Desde 2001 funciona uno en Palma de Mallorca, pero fuera de un centro hospitalario.

La donación de leche materna

¿Quién puede donar?

Cualquier mujer que esté dando de mamar a su hijo y que tenga un buen estado de salud que le permita someterse a la actividad extra de sacarse leche para donarla. Descartan a las mujeres fumadoras, las que toman ciertas drogas o fármacos sin control médico, las que consumen alcohol, las que padecen enfermedades crónicas o infecciosas y las que han tenido algún riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

¿Durante cuánto tiempo se puede donar leche?

Mientras la mujer tenga leche y esté dando de mamar a su hijo. No se admite a ninguna madre que se extraiga la leche con la única finalidad de donarla.¿Qué tramites se siguen?Si quieres donar debes dirigirte al banco de leche y firmar un documento en el que te declaras sana y das constancia de llevas unos hábitos de vida saludables. Te harán una entrevista y una analítica para corroborar tu buen estado físico y asegurarse de que no eres portadora de alguna infección.

¿Cómo se obtiene la leche?

Si procede de una madre que está ingresada en el hospital, se recibe en el banco fresca. En caso contrario, ella se extraerá la leche en casa y la transportará después hasta allí. En estos casos lo habitual es congelarla antes de llevarla para que se conserve mejor. Todas las donaciones que llegan se etiquetan en función de los días que han pasado desde el parto, la fecha de donación y la edad del hijo de la donante. Así, después se puede elegir el alimento más adecuado a las necesidades nutricionales e inmunológicas de los bebés receptores.

¿Dónde se guarda?

Una vez pasteurizada, la leche se almacena en recipientes de diferentes tamaños y se congela hasta su distribución.

Beneficiarios

¿A quiénes se dirige este servicio?

  • A niños muy prematuros, enfermos o sanos.
  • A recién nacidos sometidos a intervenciones quirúrgicas.
  • A niños alérgicos o con intolerancia a fórmulas de leche artificial.
  • A los que tienen deficiencias inmunológicas congénitas o adquiridas tras tomar medicación.
  • A los que padecen enfermedades infecciosas crónicas o con errores innatos del metabolismo.
  • A todo niño amamantado que necesite de forma circunstancial leche materna porque su mamá no puede dársela.
  • En los casos en los que la ansiedad materna disminuye la producción de leche.

¿Tiene algún coste?

La donación es voluntaria y totalmente altruista. La recepción por parte de los bebés es también gratuita, y son los neonatólogos y pediatras quienes supervisan este proceso. Los datos sobre las donantes, la fecha de donación y las fichas de los receptores se tratan de forma confidencial, igual que en los bancos de sangre de cordón umbilical.

¿Cómo se decide qué tipo de leche dar a cada niño?

Tras el pasteurizado, la leche se clasifica en función de su calidad y sus calorías. Según el primer criterio, puede ser de altísima calidad, alta calidad y calidad normal, entendiendo por calidad la cantidad de componentes fundamentales que aporta. Según las calorías se clasifica en leche de ‘mucho engordar’ o de ‘poco engordar’.Luego, en función de cada bebé y de su situación, se le ofrece un tipo u otro.

Cuestiones prácticas

¿Cuántos bancos funcionan en España?

Dos. El pionero fue el de Palma de Mallorca, encuadrado dentro del Banco de Sangre y Tejidos de las Islas Baleares, que atiende las demandas de suministro de leche materna de los hospitales de la comunidad autónoma. El segundo funciona desde diciembre de 2007 dentro del Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid. De momento, los destinatarios son los bebés que están ingresados en este centro.

¿Se abrirán más?

Se prevé que a lo largo de este año empiece a funcionar un banco de leche en el Hospital Vall d` Hebrón, de Barcelona, que suministrará a todos los hospitales de Cataluña. Hay otros proyectos en marcha en Valencia, La Coruña y Sevilla. Todos estos planes se encuentran dentro del ámbito de la Sanidad Pública.

¿Cuál es la respuesta de las donantes?

A los cuatro meses de funcionamiento, el banco del 12 de Octubre ya tenía 27 donantes que habían suministrado más de 100 litros de leche, lo que ha beneficiado a unos 30 niños. Además, la presencia de este servicio y la información que de ello se da a las madres ha motivado que cada vez más mujeres opten por la lactancia materna.

El alimento más completo

La leche materna es el mejor alimento para el bebé porque…

  • Contiene todos los nutrientes que necesita en las proporciones exactas.
  • Es fácil de digerir por el intestino inmaduro del recién nacido.
  • Refuerza el sistema inmunológico y protege contra numerosas enfermedades y alergias.

Más información

  • Banco de Leche Hospital 12 de Octubre, Madrid: Servicio de Neonatología. Edificio Materno-Infantil (planta baja). Tel.: 913 908 011. E-mail: bancodeleche.hdoc@salud.madrid.org
  • Banco de Leche Materna de Palma de Mallorca: Fundació Banc de Sang i Teixits de les Illes Balears. Palma de Mallorca. Tel. gratuito: 800 401 301. En su web se puede rellenar un formulario para ser donante y consultar cualquier duda al respecto.

Autora: Carla Nieto.

Asesora: Doctora Carmen Medina, neonatóloga del Banco de Leche del Hospital 12 de Octubre, de Madrid.

Fuente: Ser padres.es

Read Full Post »

El recién nacido parece un ser delicado y frágil, pero las apariencias engañan. El bebé llega a este mundo plenamente capacitado para adaptarse a las nuevas condiciones de vida en el exterior.

¿Cómo vive el bebé sus primeras horas de vida en este mundo? Solo nos lo podemos imaginar. Las comadronas han observado que cada bebé reacciona al parto de una manera bastante diferente:

  • Algunos recién nacidos abren enseguida los ojos y miran asombrados a su alrededor.
  • Otros lloran por el esfuerzo que acaban de hacer o quizás también de rabia.
  • Los hay que parecen sorprendidos y giran la cabeza como para echar un vistazo.
  • También hay bebés que parecen completamente ajenos a lo que está ocurriendo.

Independientemente de cómo sienten su propio nacimiento, están bien preparados para iniciar la vida en el exterior, pues en el vientre de su madre ya han practicado las funciones básicas para la supervivencia: succionar, tragar y las primeras respiraciones.

Así es como al nacer el pequeño cuerpo se adapta en cuestión de segundos a las nuevas circunstancias fuera de la bolsa amniótica, donde se lo daban todo hecho y se encontraba bien protegido.

La respiración

  • En el vientre materno. El oxígeno le llegaba al bebé a través del sistema circulatorio de la madre. Pero una vez cortado el cordón umbilical, este no tarda en quedarse sin sangre y el bebé debe respirar por su cuenta.
  • Fuera. Durante las contracciones y por el estrés del parto, una parte del líquido amniótico de las vías respiratorias del bebé sale expulsado a través de la boca. Cuando el niño aspira por primera vez por su cuenta, los pulmones se llenan de aire como un balón, y, debido a la presión ejercida por el aire entrante, los posibles restos de líquido amniótico pasan al intersticio pulmonar (una especie de magma que sujeta las células) y desde ahí se reabsorbe.

A veces transcurren solo unos segundos hasta que el bebé respira de forma regular y su sangre queda saturada de oxígeno. Durante este proceso su piel tiene un ligero tono azulado, pero por regla general cambia a rosado en cuestión de pocos minutos.

El riego sanguíneo

  • En el vientre materno. Mientras el feto estaba en el útero, ambos ventrículos bombeaban la sangre a la vez.
  • Fuera. Una vez ha nacido, la circulación se establece de la siguiente manera: la sangre rica en oxígeno fluye del pulmón al ventrículo izquierdo y de allí al resto del cuerpo, y la sangre usada vuelve al pulmón por el ventrículo derecho.

El calor corporal

  • En el vientre materno. Algún tiempo antes de nacer, alrededor del cuello del bebé, de sus hombros y en la zona de los riñones se forma la llamada grasa parda. Esta grasa la quema el organismo durante los primeros días para proteger al pequeñín del frío. Después, una especie de termostato en el cerebro (el hipotálamo) se encarga de regular la temperatura corporal.
  • Fuera. Al venir al mundo el bebé experimenta un brusco cambio de temperatura, al pasar de los 37 grados que suele haber en el útero materno a alrededor de los 25 grados que suele tener el paritorio. Por eso se envuelve a los bebés enseguida en toallas calientes.

La piel

  • En el útero materno. Cuando nacen, la mayoría de los niños están cubiertos por una peliculilla grasa, entre blanquecina y amarillenta, llamada vérnix caseoso. Su función es evitar que el líquido amniótico ablande la piel del feto en el vientre materno.
  • Fuera. No conviene eliminarla, ya que es la mejor crema corporal que uno podría desear. También las manchas rojas en la piel de algunos recién nacidos sirven de protección. Son la señal de una reacción defensiva ante los estímulos del entorno y demuestran que el sistema inmunológico funciona bien. Estas manchas suelen desaparecer por sí solas al cabo de unos días.

La alimentación

  • En el vientre materno. Todo lo que el feto necesita, le llega del organismo de la madre a través de la placenta y del cordón umbilical.
  • Fuera. Una vez fuera del útero, el bebé tiene que pedir que le alimenten. Gracias al reflejo de succión, que es algo innato, los bebés son capaces de mamar del pecho de su madre segundos después de nacer, y de esta forma se procuran el valioso calostro. Esta primera leche no solo les protege contra infecciones, sino que también contiene todos los principios que necesitan. A los dos o tres días ya se alimentan de la leche materna normal.

Autora: Eva Méndez.

Read Full Post »