Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘lactantes’

DONACION DE LECHE MATERNA

Los bancos de leche materna son centros donde se recolecta y se conserva la leche de madres donantes. Esa leche se ofrece a bebés que la necesitan y no pueden obtenerla de sus propias mamás. Te contamos todos los detalles sobre el funcionamiento de estos servicios.

En algunos países, como Brasil (con cerca de 200 bancos), existe una red nacional de bancos de leche materna que cubre prácticamente a todos los bebés que lo necesitan. En Europa el número es más reducido, pero va en aumento en Francia, Alemania e Inglaterra.

En España el número de bancos de leche es muy escaso, teniendo en cuenta el importante papel que pueden llegar a jugar en la salud de los recién nacidos, aunque hay varios hospitales trabajando para crear sus propias unidades en breve. Recientemente ha empezado a operar el primero dentro de un servicio de neonatología, en el hospital Doce de Octubre, de Madrid. Desde 2001 funciona uno en Palma de Mallorca, pero fuera de un centro hospitalario.

La donación de leche materna

¿Quién puede donar?

Cualquier mujer que esté dando de mamar a su hijo y que tenga un buen estado de salud que le permita someterse a la actividad extra de sacarse leche para donarla. Descartan a las mujeres fumadoras, las que toman ciertas drogas o fármacos sin control médico, las que consumen alcohol, las que padecen enfermedades crónicas o infecciosas y las que han tenido algún riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual.

¿Durante cuánto tiempo se puede donar leche?

Mientras la mujer tenga leche y esté dando de mamar a su hijo. No se admite a ninguna madre que se extraiga la leche con la única finalidad de donarla.¿Qué tramites se siguen?Si quieres donar debes dirigirte al banco de leche y firmar un documento en el que te declaras sana y das constancia de llevas unos hábitos de vida saludables. Te harán una entrevista y una analítica para corroborar tu buen estado físico y asegurarse de que no eres portadora de alguna infección.

¿Cómo se obtiene la leche?

Si procede de una madre que está ingresada en el hospital, se recibe en el banco fresca. En caso contrario, ella se extraerá la leche en casa y la transportará después hasta allí. En estos casos lo habitual es congelarla antes de llevarla para que se conserve mejor. Todas las donaciones que llegan se etiquetan en función de los días que han pasado desde el parto, la fecha de donación y la edad del hijo de la donante. Así, después se puede elegir el alimento más adecuado a las necesidades nutricionales e inmunológicas de los bebés receptores.

¿Dónde se guarda?

Una vez pasteurizada, la leche se almacena en recipientes de diferentes tamaños y se congela hasta su distribución.

Beneficiarios

¿A quiénes se dirige este servicio?

  • A niños muy prematuros, enfermos o sanos.
  • A recién nacidos sometidos a intervenciones quirúrgicas.
  • A niños alérgicos o con intolerancia a fórmulas de leche artificial.
  • A los que tienen deficiencias inmunológicas congénitas o adquiridas tras tomar medicación.
  • A los que padecen enfermedades infecciosas crónicas o con errores innatos del metabolismo.
  • A todo niño amamantado que necesite de forma circunstancial leche materna porque su mamá no puede dársela.
  • En los casos en los que la ansiedad materna disminuye la producción de leche.

¿Tiene algún coste?

La donación es voluntaria y totalmente altruista. La recepción por parte de los bebés es también gratuita, y son los neonatólogos y pediatras quienes supervisan este proceso. Los datos sobre las donantes, la fecha de donación y las fichas de los receptores se tratan de forma confidencial, igual que en los bancos de sangre de cordón umbilical.

¿Cómo se decide qué tipo de leche dar a cada niño?

Tras el pasteurizado, la leche se clasifica en función de su calidad y sus calorías. Según el primer criterio, puede ser de altísima calidad, alta calidad y calidad normal, entendiendo por calidad la cantidad de componentes fundamentales que aporta. Según las calorías se clasifica en leche de ‘mucho engordar’ o de ‘poco engordar’.Luego, en función de cada bebé y de su situación, se le ofrece un tipo u otro.

Cuestiones prácticas

¿Cuántos bancos funcionan en España?

Dos. El pionero fue el de Palma de Mallorca, encuadrado dentro del Banco de Sangre y Tejidos de las Islas Baleares, que atiende las demandas de suministro de leche materna de los hospitales de la comunidad autónoma. El segundo funciona desde diciembre de 2007 dentro del Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid. De momento, los destinatarios son los bebés que están ingresados en este centro.

¿Se abrirán más?

Se prevé que a lo largo de este año empiece a funcionar un banco de leche en el Hospital Vall d` Hebrón, de Barcelona, que suministrará a todos los hospitales de Cataluña. Hay otros proyectos en marcha en Valencia, La Coruña y Sevilla. Todos estos planes se encuentran dentro del ámbito de la Sanidad Pública.

¿Cuál es la respuesta de las donantes?

A los cuatro meses de funcionamiento, el banco del 12 de Octubre ya tenía 27 donantes que habían suministrado más de 100 litros de leche, lo que ha beneficiado a unos 30 niños. Además, la presencia de este servicio y la información que de ello se da a las madres ha motivado que cada vez más mujeres opten por la lactancia materna.

El alimento más completo

La leche materna es el mejor alimento para el bebé porque…

  • Contiene todos los nutrientes que necesita en las proporciones exactas.
  • Es fácil de digerir por el intestino inmaduro del recién nacido.
  • Refuerza el sistema inmunológico y protege contra numerosas enfermedades y alergias.

Más información

  • Banco de Leche Hospital 12 de Octubre, Madrid: Servicio de Neonatología. Edificio Materno-Infantil (planta baja). Tel.: 913 908 011. E-mail: bancodeleche.hdoc@salud.madrid.org
  • Banco de Leche Materna de Palma de Mallorca: Fundació Banc de Sang i Teixits de les Illes Balears. Palma de Mallorca. Tel. gratuito: 800 401 301. En su web se puede rellenar un formulario para ser donante y consultar cualquier duda al respecto.

Autora: Carla Nieto.

Asesora: Doctora Carmen Medina, neonatóloga del Banco de Leche del Hospital 12 de Octubre, de Madrid.

Fuente: Ser padres.es

Read Full Post »

Reincorporarse al trabajo no significa dejar de dar el pecho a nuestro bebé. Existen soluciones para mantener la lactancia cuando se acaba la baja maternal: se puede guardar la leche materna en la nevera, congelar, dar a demanda cuando se llega a casa…

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y, a partir de entonces, introducir progresivamente otros alimentos, manteniendo la lactancia hasta los dos años o más. Pero muchas mujeres se preguntan cómo seguir esta recomendación cuando se reanuda la actividad laboral y tienen que separarse del bebé tantas horas. Pues, aunque parezca imposible, no lo es.

Lo más importante no es que el bebé tome leche materna cuando su madre está fuera, sino que pueda seguir mamando a demanda cuando estén los dos juntos. Después del viernes llega el fin de semana, hay festivos, vacaciones…

Derechos laborales

Durante los nueve meses que siguen al nacimiento del bebé:

  • La madre puede reducir su jornada en media hora (entrar media hora después o salir media hora antes).
  • O disponer de una hora dentro de la jornada habitual, con la posibilidad de dividirla en dos fracciones de media hora.
  • Una buena idea es que un familiar o alguien de confianza acerque al niño al trabajo de su madre para que esta pueda darle de mamar en ese tiempo.

Cuándo empezar a extraerse la leche

Hay expertos que aconsejan hacerlo ya en las primeras semanas e ircongelándola; pero otros opinan que es mejor olvidarse y empezar aguardar leche sólo unos días antes de volver al trabajo. Lo importantees que la extracción no genere ningún tipo de angustia o estrés.

Cómo extraer la leche materna

Puede hacerse a mano o con ayuda de un sacaleches.

  • Antes de empezar hay que tratar de relajarse y estimular bien las mamas. Si están muy hinchadas conviene aplicarles agua caliente con la ducha para que la leche salga sin esfuerzo. También ayuda darse un masaje circular con las yemas de los dedos sobre la base del pecho.
  • Muchas mujeres encuentran que sacarse la leche a mano, sin sacaleches, es más cómodo, aunque requiere aprender la técnica. Para lograrlo, conviene ponerse en contacto con un grupo de lactancia.
  • La extracción artificial requiere menos técnica. Existen varios tipos de sacaleches eléctricos o manuales (de émbolo o palanca). El antiguo modelo de perilla o bocina está desaconsejado porque puede hacer daño al pezón. El aparato se coloca sobre el pecho elegido y se bombea el émbolo hasta que se produzca el vacío, poco después fluirá la leche.

¿Sacarse la leche antes, o después de la toma?

  • Es indiferente. La madre debe extraerse la leche cuando le sea más cómodo.Puede hacerlo antes de la toma, después de que el bebé haya mamado, entre toma y toma o incluso durante ella (mientras el pequeñín mama de un pecho se puede recoger en un vaso la leche que gotea del otro).
  • Si después de que el bebé ha mamado se utiliza el sacaleches, se recogerá la leche que queda de esa toma más la que se produce por la estimulación del aparato. Pero tampoco hay problema si se utiliza el sacaleches antes de que el bebé mame, porque cuando el pequeño succione producirá una nueva subida que le proporcionará la leche que desee tomar.No conviene angustiarse con la cantidad que el sacaleches es capaz de recoger en cada extracción, ya que pueden mezclarse varias tomas en un mismo recipiente, siempre que ninguna de ellas tenga más de 24 horas.

¿Cuánto tiempo puede conservarse la leche?

  • La leche se puede mantener de seis a ocho horas a temperatura ambiente, si no hace mucho calor.
  • En el frigorífico se conserva sin problema dos días, en un recipiente de cristal o de plástico que cierre bien. No es necesario esterilizar, pero sí lavar y secar bien el envase.
  • Lo mejor es utilizar cada día la leche de la jornada anterior y tener una reserva congelada para emergencias, por si algún día no es posible sacarse.

¿Cómo congelar, descongelar y calentar?

  • La leche se puede conservar de tres a cuatro meses en un congelador de tres estrellas y seis meses o más en un arcón.
  • Puede congelarse en tarros de plástico que cierren bien o en bolsas de congelación. Conviene utilizar recipientes pequeños con una sola toma.
  • Hay que poner la fecha y hora de extracción, tanto en las bolsas como en los envases, para poder usar las reservas en orden cronológico, empezando por las más antiguas.
  • La leche se puede descongelar lentamente, dejándola en el frigorífico unas horas antes o justo antes de usarla poniendo la bolsa o el tarrito bajo el chorro de agua fría.
  • Para templarla, lo más adecuado es sumergir el recipiente o la bolsa en agua caliente. Si se usa el microondas no debe calentarse demasiado, para que la leche no pierda propiedades.

¿Qué hacer si se produce una subida de leche en el trabajo?

  • Lo ideal es que la madre pueda extraerse algo de leche en su lugar de trabajo (en el lavabo o en un lugar reservado). Si utiliza el sacaleches puede trasladarla en una bolsa isotérmica o en una pequeña nevera de camping, con un par de placas de hielo. Así podrá utilizarla para dársela al bebé al día siguiente.
  • Si no es posible usar el sacaleches en el trabajo, la madre puede ir al baño cuando sienta la subida y sacarse manualmente un poco de leche para sentirse cómoda. Sólo tendrá que hacerlo durante unos días, hasta que el pecho se adapte al cambio.
  • Si se produce una subida intempestiva y no se puede ir al baño, suele resultar eficaz cruzar los brazos y apretarlos contra las mamas para detener la subida de la leche.

Autora: Anabel S. Rebollo.

Asesores: Dr Carlos González, pediatra; Bettina Gerbeau, monitora de la Liga de la Leche; y Mª Luz Pérez Brihuega, monitora de la Asociación Lactavida.

Fuente: Ser padres.es

Read Full Post »

El centro madrileño pide donaciones a las madres lactantes

El banco de leche del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, ha recordado a las madres lactantes la necesidad de que donen su leche para alimentar a los bebés ingresados en el centro. Este banco es uno de los dos que, por el momento, existen en España, aunque pronto habrá más en varias comunidades autónomas.

prematuro con biberón

El banco de leche del Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, ha pedido a las madres lactantes que donen su leche para alimentar a los bebés ingresados en este centro hospitalario.

El hospital apela a la solidaridad de las madres que están con la lactancia materna para mejorar la atención que reciben estos niños, especialmente los prematuros o los recién nacidos con patologías graves. Y es que están demostrados científicamente los efectos beneficios que la leche materna tiene para la salud del bebé, frente a las fórmulas artificiales.

Para donar, las madres podrán acudir al mismo hospital, donde se le extraerá la leche, o llevarla congelada desde su propia casa. Por supuesto, el banco seleccionada a las madres donantes y procesa y controla la calidad de la leche para garantizar la máxima seguridad en la alimentación que reciben los bebés.

Pero, a pesar de la opinión generalizada sobre las virtudes de la leche materna, en España sólo hay dos bancos que se dedican a almacenarla para alimentar a los bebés hospitalizados. Además del ubicado en el Hospital 12 de Octubre, hay otro en Mallorca, gestionado por la Fundación Banco de Sangre y Tejidos de las Islas Baleares, que comenzó a funcionar hace ya siete años.

No obstante, pronto empezarán a funcionar en otras comunidades autónomas, ya que algunas de ellas, como la Valenciana, Cataluña, Galicia y el País Vasco, están trabajando en la creación de bancos similares a los establecidos en Madrid y Baleares. Así, por ejemplo, el Hospital la Fe, de Valencia, contará con uno propio a mediados de 2009.

Fuente: Guía del Niño

Read Full Post »

Descubre qué es la costra láctea y cómo puedes eliminarla.

Se trata de un trastorno muy frecuente en los lactantes. Suele aparecer después de las primeras semanas de vida y tiende a curarse de forma espontánea en el transcurso de un mes. Provoca la aparición sobre el cuero cabelludo de enrojecimientos y escamas grandes de aspecto amarillento. Este trastorno, que en el lenguaje médico se denomina “dermatitis seborreica”, no debe encender la luz de alarma, puesto que no es grave ni doloroso.

Las causas de su aparición todavía no están del todo claras, pero sí es cierto que, a diferencia de lo que se creía en el pasado, no tienen nada que ver con la intolerancia a la leche. Su aparición se atribuye al exceso de estimulación de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo por parte de las hormonas maternas. De este modo, las glándulas producen una cantidad excesiva de sebo que, cuando entra en contacto con los microorganismos presentes en la superficie de la epidermis, genera escamas grasas, de un color amarillento y de un aspecto similar al de la cera.

Los síntomasGeneralmente, la costra láctea es asintomática, es decir, no está acompañada de signos particulares de malestar. No provoca prurito, si bien puede crear unas pequeñas molestias.

Sin embargo, puede resultar ligeramente pruriginosa, si el bebé se toca o se arranca las costras. Asimismo, esto tiende a agravar el problema, ya que las manos del pequeño no están siempre perfectamente limpias y, si se toca una parte inflamada, puede provocar una infección. Si se arrancan las costras, se produce un enrojecimiento y la aparición de nuevas secreciones.

Prevenir las infecciones

En la mayoría de los casos, se trata únicamente de un problema de naturaleza estética. No obstante, pueden presentarse complicaciones, que podemos evitar con unas simples precauciones:

1. Las manos del niño deben mantenerse limpias y las uñas cortas.

2. Si se toca mucho la cabeza, ponle guantes de algodón.

3. No intentes desprender las escamas con el peine: empeorarías la irritación.

ADIOS A LAS COSTRAS

Si bien la costra láctea tiende a desaparecer por sí sola, siempre es mejor intervenir a tiempo con tratamientos específicos. Los tratamientos que se realizan a su debido tiempo sirven para evitar que la dermatitis se extienda hasta la frente y las cejas, como a veces sucede.

En estos casos, y especialmente si existe pus en las costras, la simple aplicación de aceite de oliva o de almendra es suficiente para resolver el problema.

Cómo eliminarlas:

1. Aplicar sobre la cabeza del pequeño una sustancia emoliente y realizar un masaje delicado.

2. Dejar actuar el aceite durante unas horas o, si resulta necesario, incluso toda la noche.

3. Lavarle la cabeza con un champú suave que no reseque el cabello.

4. Peinar al niño en el sentido del crecimiento del pelo con un cepillo suave, para eliminar las costras.

Fuente: Aquí Mamá

Read Full Post »

¿Por qué le duele la tripa a mi bebé?

Si el bebé llora, grita, mueve las piernas sobre el abdomen… lo más probable es que le duela la tripa. Las causas de este malestar no suelen ser graves, aunque sí muy molestas. Comentárselo al pediatra nos tranquilizará

El cólico del lactante

  • El niño llora sin consuelo durante horas, por lo general por la tarde-noche.
  • Los cólicos son más frecuentes en los tres primeros meses, porque el bebé aún tiene el sistema inmunológico inmaduro.
  • Los padres deben intentar conservar la calma, ya que el bebé capta su ansiedad y se pone más nervioso. Suele tranquilizarse cuando lo coge en brazos una persona que está tranquila.

Gases

  • Un exceso de gases puede provocar al bebé molestias intestinales pasajeras. Ayudarle a expulsarlos suele aliviar el dolor.
  • Los gases del estómago provienen del aire que el pequeño ha deglutido durante la toma o cuando llora.
  • Los gases del intestino se forman por mala digestión (fermentación) de los hidratos de carbono en el colon o por una intolerancia alimentaria (por ejemplo, a la lactosa).
  • En algunos casos el pediatra recomienda cambiar la leche adaptada que el niño está tomando por otra o darle un medicamento para favorecer la expulsión de las burbujas de gas.

Estreñimiento

  • Suele relacionarse con el dolor de tripa, aunque no suele causar problemas a los bebés más pequeños.
  • Se habla de estreñimiento cuando las heces son duras y secas, no importa si el niño hace todos los días o no. Los bebés que toman pecho a veces no manchan el pañal todos los días y cuando lo hacen, sus heces son blandas. En ese caso, no se considera que tiene estreñimiento.
  • Los bebés que toman sólidos pueden tener molestias abdominales cuando les cuesta hacer la deposición. Una alimentación rica en fibra (verduras y frutas) corregirá el problema.

Alergias

  • La alergia a las proteínas de la leche de vaca también causa dolor de tripa, además de otros síntomas, como llanto, vómitos, diarrea o urticaria, que aparecen minutos u horas después de la toma.
  • El pediatra recomienda una leche hidrolizada.
  • Los bebés alimentados al pecho también pueden tener alergia a las proteínas de los lácteos que ingiere su madre. En ese caso, cuando la mamá elimina de su dieta la leche y sus derivados, los síntomas del bebé remiten.

¿Cuándo llevarle al pediatra?

Cuando el bebé tiene dolores abdominales por primera vez conviene comentarlo con el doctor, aunque lo más probable es que esas molestias no tengan importancia. Pero si se trata de un dolor brusco, intenso, que no remite a pesar de las medidas habituales, hay que llevarle a urgencias. Podría deberse a una enfermedad.

Invaginación intestinal

  • Una parte del intestino se introduce en otra como si fuera un catalejo y provoca una obstrucción que causa dolor intenso.
  • El bebé llora intermitentemente y mueve sus piernas sobre el abdomen.
  • Una peculiaridad de este trastorno es que el dolor empieza bruscamente.
  • El radiólogo le pondrá un enema con contraste para hacer el diagnóstico por rayos X, y a veces con eso se resuelve el problema.
  • Cuando no da resultado, se opera al bebé.

Hernia inguinal estrangulada

En la ingle del niño se aprecia un bulto, que hay que corregir con cirugía

A continuación te enseñamos una serie de masajes para aliviar los cólicos de tu bebé

Masaje en el abdomen 1

Con las palmas hacia abajo, recorrer con una mano el abdomen del bebé desde la terminación de las costillas hasta el pubis, presionando suavemente.

001

Masaje en el abdomen 2

Realizar el mismo movimiento con la otra mano y empezar de nuevo. Enlazar una mano con otra, como si estuviésemos retirando arena. Repetir todo seis veces.

002

Masaje en las piernas 1

Relajar las piernas del pequeñín con un leve movimiento vibratorio que parte desde los glúteos hacia los pies.

003

Masaje en las piernas 2

Juntar las piernas y empujarlas hacia el abdomen, presionando ligeramente. Mantener al niño en esta posición durante cinco segundos.

004

Fuente:  Ser Padres

Read Full Post »