Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Bebé’ Category

ENFERMEDAD MANO-PIE-BOCA

Es una infección relativamente común que usualmente comienza en la garganta.

Una infección similar es la herpangina.

Imágenes

Enfermedad boca-mano-pie en la mano
La lesión típica de la enfermedad de boca-mano-pie presenta pequeñas ampollas o vesículas con bordes eritematosos (rojizos) y aparece en las yemas de los dedos y en las palmas de las manos
Enfermedad boca-mano-pie en el pie
La lesión típica de la enfermedad de boca-mano-pie presenta pequeñas ampollas o vesículas con bordes eritematosos (rojizos) y aparece en las yemas de los dedos y en las palmas de las manos, aunque también puede afectar la planta de los pies, como se observa en esta imagen
Enfermedad de boca-mano-pie en la boca
La enfermedad de boca-mano-pie es común en la niñez. Los síntomas típicos son pequeñas ampollas dolorosas en los dedos de las manos y los pies y en la palma de la mano y planta de los pies, y úlceras en la boca. Esta fotografía muestra pequeñas úlceras en la boca de un color entre blanquecino y amarillento, rodeadas por un área enrojecida
Enfermedad de boca-mano-pie en el pie
La enfermedad de boca-mano-pie es común en la niñez. Los síntomas típicos son pequeñas ampollas dolorosas en los dedos de las manos y los pies y en la palma de la mano y planta de los pies, y úlceras en la boca. Esta fotografía muestra pequeñas ampollas o vesículas en los pies

Causas, incidencia y factores de riesgo

La enfermedad mano-pie-boca (exantema vírico de manos, pies y boca) comúnmente es causada por el virus de Coxsackie A16, un miembro de la familia de los enterovirus.

La enfermedad no se propaga a partir de las mascotas, pero sí lo puede hacer de una persona a otra. Se puede contraer si se entra en contacto directo con secreciones de nariz y garganta, saliva, líquido de ampollas o las heces de una persona infectada. Es más contagiosa en la primera semana.

El período de tiempo entre la infección y el desarrollo de los síntomas es de 3 a 7 días.

El factor de riesgo más importante es la edad. La infección ocurre con más frecuencia en niños menores de 10 años, pero se puede observar en adolescentes y ocasionalmente en adultos. Los brotes se presentan con más frecuencia en verano y a comienzos del otoño.

Síntomas

Signos y exámenes

Los antecedentes de enfermedad reciente y un examen físico que comprueba la presencia de las ampollas características en las manos y en los pies generalmente son suficientes para diagnosticar esta enfermedad.

Tratamiento

No existe tratamiento específico para esta infección, excepto para aliviar los síntomas.

El tratamiento con antibióticos no es eficaz y no se prescribe. Los medicamentos de venta libre, como Tylenol (paracetamol), se pueden utilizar para tratar la fiebre. La ácido acetilsalicílico (aspirin) no debe ser empleada con enfermedades virales en niños menores de 12 años.

Los enjuagues bucales con agua con sal (1/2 cucharadita de sal en 1 vaso de agua tibia) pueden servir como calmante si el niño es capaz de enjuagarse sin ingerirlos. Es bueno asegurarse de que el niño tome suficiente líquido, ya que se necesitan líquidos adicionales cuando hay fiebre. Los mejores líquidos son los productos lácteos fríos. Muchos niños se niegan a tomar jugos y bebidas gaseosas porque su contenido ácido les causa ardor en las úlceras.

Expectativas (pronóstico)

Generalmente, la recuperación completa se da en 5 a 7 días.

Complicaciones

Situaciones que requieren asistencia médica

Se debe consultar con el médico si hay signos de complicaciones como dolor en el cuello, en los brazos y en las piernas. Los síntomas de emergencia incluyen convulsiones.

También se debe consultar si:

  • Una fiebre alta no se reduce con medicamentos
  • Se presentan signos de deshidratación como:
    • resequedad en las membranas mucosas y en la piel
    • pérdida de peso
    • irritabilidad
    • letargo
    • orina oscura o disminuida

Prevención

Se recomienda evitar el contacto con personas que tengan esta enfermedad, así como lavarse las manos si se ha estado en contacto con un niño infectado.

Nombres alternativos

Infección por el virus de Coxsackie

Fuente:  http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000965.htm

Anuncios

Read Full Post »

Semanas 5-8

A partir de la quinta semana de embarazo, el corazón del feto empieza a latir. Su cerebro se desarrolla a más velocidad de lo que lo hará nunca, y comienzan a formarse los brazos, las piernas y los dedos del niño.

Esta pequeña vida ya tiene en su interior la información genética que determinará muchos de sus rasgos físicos y de carácter.

Los vasos sanguíneos que se han desarrollado están conectados a la circulación sanguínea de la madre. Poco a poco, vas notando que está creciendo un pequeño ser dentro de ti. En la quinta semana comienza a latir su corazón y aparecen las diminutas manitas y pies. Unos días después, el embrión ya puede girar su cabecita.

A finales del segundo mes ya están formados todos los órganos y sistemas orgánicos. Tu bebé se mueve de modo perceptible: su tórax sube y baja rítimicamente como si respirara y puede estirarse y encogerse.

El movimiento es importante para el desarrollo de tu bebé. Sus experiencias sensoriales influyen en el desarrollo de su cerebro.

Semanas 9-12

En el tercer mes el bebé ya es capaz de girar la cabeza y realizar movimientos de balanceo. Las formas del pequeño cuerpo se definen cada vez más y ya empiezan a desarrollarse sus órganos sexuales internos. Lo más importante en estas semanas es el desarrollo del cerebro del feto.

A partir de la décima semana de gestación tu bebé puede sentir estímulos en su piel. Su hígado comienza a producir bilis y aproximadamente al finalizar el tercer mes de embarazo bebe ya líquido amniótico y lo expulsa después. Con ese gesto de tragar entrena pulmones y riñones.
La corteza cerebral empieza también a crecer para convertirse en el futuro en la parte del cerebro que, según los científicos, alberga la personalidad de la persona.
Tu bebé participa en tu vida. Siente excitación, alegría o estrés. Si te asustan, la adrenalina liberada en tu sangre le provoca palpitaciones.

Semanas 13-16

Vídeo. Cómo se desarrolla el bebé: El bebé en el vientre materno. Semanas 13-16

En el cuarto mes, el bebé ya sabe mover las piernas, los brazos y la cabeza de manera independiente. Además, en esta etapa descubre una nueva diversión: chuparse el dedo pulgar.

También ha aprendido a hacer muchos gestos como fruncir las cejas, bostezar o hacer ruidos con la boca.

Durante el cuarto mes, el feto empieza a controlar sus movimientos y pasará los días practicando sus nuevas habilidades. Es ahora cuando crecen las “turbulencias” en tu vientre. Las vías nerviosas del cuerpo de tu bebé se han unido ya de tal forma que puede girarse, flotar e incluso dar volteretas.

El bebé tiene aún mucho espacio y en sus “aventuras” puede tocar ligeramente la pared del útero. Muchas futuras madres sienten este tierno movimiento alrededor de la 15ª semana.

Poco a poco se mueven también los globos oculares del bebé, aún bajo los párpados firmemente cerrados.

A finales del cuarto mes de embarazo tu bebé mide unos 16 centímetros y pesa alrededor de 100 gramos.

Para completar la información visita http://www.serpadres.es/cms/0df0f0d08c0735a5458de49b73872859

Read Full Post »

roseola

Qué es?

El exantema súbito, también llamado roseola del lactante, sexta enfermedad o exantema del “tercer día” , está originado por el Herpes Virus tipo 6 y se caracteriza por la presencia de fiebre alta y una erupción en la piel.

Es una enfermedad muy frecuente, ya que afecta aproximadamente al 30% de los niños entre 4 y 24 meses de vida, aunque puede presentarse más raramente en niños mayores de dicha edad (preescolares y escolares).

El período de incubación oscila entre 5 y 15 días.

¿Qué síntomas produce?

La enfermedad típica es muy fácil de diagnosticar cuando sale la erupción. Lo característico es la presencia de fiebre alta (hasta 40ºC a veces) y sin afectación importante del estado general, pese a lo elevado de la temperatura. La fiebre dura 3 ó 4 días y con la desaparición de la fiebre se visualizan unos granitos (exantema) de color rosado, que comienzan apareciendo por el pecho para diseminarse posteriormente a cara, abdomen y en menor grado a las extremidades. Esta erupción dura entre uno y dos días. Además, los párpados están hinchados.

El exantema súbito es un cuadro benigno al que se llega al diagnóstico de forma retrospectiva, una vez aparecida la erupción. Esto hace que, al inicio del cuadro y al acompañarse en ocasiones la fiebre de inflamación de la faringe y de la membrana timpánica, pueda confundirse con una faringitis o una otitis.

¿Cómo se trata?

Como en todas las enfermedades producidas por virus, no existe tratamiento específico y lo único que debemos hacer es tratar los síntomas, en este caso la fiebre elevada, con medios físicos (poca ropa, baño en agua tibia, etc.) y el medicamento antitérmico indicado por su pediatra, además de ofrecer líquidos abundantes.

¿Cómo se contagia?

No está muy claro el modo de contagio de la enfermedad, aunque como en otras enfermedades víricas la vía respiratoria parece la más razonable. Los niños pueden volver a la guardería o al colegio una vez pasada la erupción.

Fuente: aepap

Read Full Post »

Reincorporarse al trabajo no significa dejar de dar el pecho a nuestro bebé. Existen soluciones para mantener la lactancia cuando se acaba la baja maternal: se puede guardar la leche materna en la nevera, congelar, dar a demanda cuando se llega a casa…

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad y, a partir de entonces, introducir progresivamente otros alimentos, manteniendo la lactancia hasta los dos años o más. Pero muchas mujeres se preguntan cómo seguir esta recomendación cuando se reanuda la actividad laboral y tienen que separarse del bebé tantas horas. Pues, aunque parezca imposible, no lo es.

Lo más importante no es que el bebé tome leche materna cuando su madre está fuera, sino que pueda seguir mamando a demanda cuando estén los dos juntos. Después del viernes llega el fin de semana, hay festivos, vacaciones…

Derechos laborales

Durante los nueve meses que siguen al nacimiento del bebé:

  • La madre puede reducir su jornada en media hora (entrar media hora después o salir media hora antes).
  • O disponer de una hora dentro de la jornada habitual, con la posibilidad de dividirla en dos fracciones de media hora.
  • Una buena idea es que un familiar o alguien de confianza acerque al niño al trabajo de su madre para que esta pueda darle de mamar en ese tiempo.

Cuándo empezar a extraerse la leche

Hay expertos que aconsejan hacerlo ya en las primeras semanas e ircongelándola; pero otros opinan que es mejor olvidarse y empezar aguardar leche sólo unos días antes de volver al trabajo. Lo importantees que la extracción no genere ningún tipo de angustia o estrés.

Cómo extraer la leche materna

Puede hacerse a mano o con ayuda de un sacaleches.

  • Antes de empezar hay que tratar de relajarse y estimular bien las mamas. Si están muy hinchadas conviene aplicarles agua caliente con la ducha para que la leche salga sin esfuerzo. También ayuda darse un masaje circular con las yemas de los dedos sobre la base del pecho.
  • Muchas mujeres encuentran que sacarse la leche a mano, sin sacaleches, es más cómodo, aunque requiere aprender la técnica. Para lograrlo, conviene ponerse en contacto con un grupo de lactancia.
  • La extracción artificial requiere menos técnica. Existen varios tipos de sacaleches eléctricos o manuales (de émbolo o palanca). El antiguo modelo de perilla o bocina está desaconsejado porque puede hacer daño al pezón. El aparato se coloca sobre el pecho elegido y se bombea el émbolo hasta que se produzca el vacío, poco después fluirá la leche.

¿Sacarse la leche antes, o después de la toma?

  • Es indiferente. La madre debe extraerse la leche cuando le sea más cómodo.Puede hacerlo antes de la toma, después de que el bebé haya mamado, entre toma y toma o incluso durante ella (mientras el pequeñín mama de un pecho se puede recoger en un vaso la leche que gotea del otro).
  • Si después de que el bebé ha mamado se utiliza el sacaleches, se recogerá la leche que queda de esa toma más la que se produce por la estimulación del aparato. Pero tampoco hay problema si se utiliza el sacaleches antes de que el bebé mame, porque cuando el pequeño succione producirá una nueva subida que le proporcionará la leche que desee tomar.No conviene angustiarse con la cantidad que el sacaleches es capaz de recoger en cada extracción, ya que pueden mezclarse varias tomas en un mismo recipiente, siempre que ninguna de ellas tenga más de 24 horas.

¿Cuánto tiempo puede conservarse la leche?

  • La leche se puede mantener de seis a ocho horas a temperatura ambiente, si no hace mucho calor.
  • En el frigorífico se conserva sin problema dos días, en un recipiente de cristal o de plástico que cierre bien. No es necesario esterilizar, pero sí lavar y secar bien el envase.
  • Lo mejor es utilizar cada día la leche de la jornada anterior y tener una reserva congelada para emergencias, por si algún día no es posible sacarse.

¿Cómo congelar, descongelar y calentar?

  • La leche se puede conservar de tres a cuatro meses en un congelador de tres estrellas y seis meses o más en un arcón.
  • Puede congelarse en tarros de plástico que cierren bien o en bolsas de congelación. Conviene utilizar recipientes pequeños con una sola toma.
  • Hay que poner la fecha y hora de extracción, tanto en las bolsas como en los envases, para poder usar las reservas en orden cronológico, empezando por las más antiguas.
  • La leche se puede descongelar lentamente, dejándola en el frigorífico unas horas antes o justo antes de usarla poniendo la bolsa o el tarrito bajo el chorro de agua fría.
  • Para templarla, lo más adecuado es sumergir el recipiente o la bolsa en agua caliente. Si se usa el microondas no debe calentarse demasiado, para que la leche no pierda propiedades.

¿Qué hacer si se produce una subida de leche en el trabajo?

  • Lo ideal es que la madre pueda extraerse algo de leche en su lugar de trabajo (en el lavabo o en un lugar reservado). Si utiliza el sacaleches puede trasladarla en una bolsa isotérmica o en una pequeña nevera de camping, con un par de placas de hielo. Así podrá utilizarla para dársela al bebé al día siguiente.
  • Si no es posible usar el sacaleches en el trabajo, la madre puede ir al baño cuando sienta la subida y sacarse manualmente un poco de leche para sentirse cómoda. Sólo tendrá que hacerlo durante unos días, hasta que el pecho se adapte al cambio.
  • Si se produce una subida intempestiva y no se puede ir al baño, suele resultar eficaz cruzar los brazos y apretarlos contra las mamas para detener la subida de la leche.

Autora: Anabel S. Rebollo.

Asesores: Dr Carlos González, pediatra; Bettina Gerbeau, monitora de la Liga de la Leche; y Mª Luz Pérez Brihuega, monitora de la Asociación Lactavida.

Fuente: Ser padres.es

Read Full Post »

El centro madrileño pide donaciones a las madres lactantes

El banco de leche del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, ha recordado a las madres lactantes la necesidad de que donen su leche para alimentar a los bebés ingresados en el centro. Este banco es uno de los dos que, por el momento, existen en España, aunque pronto habrá más en varias comunidades autónomas.

prematuro con biberón

El banco de leche del Servicio de Neonatología del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, ha pedido a las madres lactantes que donen su leche para alimentar a los bebés ingresados en este centro hospitalario.

El hospital apela a la solidaridad de las madres que están con la lactancia materna para mejorar la atención que reciben estos niños, especialmente los prematuros o los recién nacidos con patologías graves. Y es que están demostrados científicamente los efectos beneficios que la leche materna tiene para la salud del bebé, frente a las fórmulas artificiales.

Para donar, las madres podrán acudir al mismo hospital, donde se le extraerá la leche, o llevarla congelada desde su propia casa. Por supuesto, el banco seleccionada a las madres donantes y procesa y controla la calidad de la leche para garantizar la máxima seguridad en la alimentación que reciben los bebés.

Pero, a pesar de la opinión generalizada sobre las virtudes de la leche materna, en España sólo hay dos bancos que se dedican a almacenarla para alimentar a los bebés hospitalizados. Además del ubicado en el Hospital 12 de Octubre, hay otro en Mallorca, gestionado por la Fundación Banco de Sangre y Tejidos de las Islas Baleares, que comenzó a funcionar hace ya siete años.

No obstante, pronto empezarán a funcionar en otras comunidades autónomas, ya que algunas de ellas, como la Valenciana, Cataluña, Galicia y el País Vasco, están trabajando en la creación de bancos similares a los establecidos en Madrid y Baleares. Así, por ejemplo, el Hospital la Fe, de Valencia, contará con uno propio a mediados de 2009.

Fuente: Guía del Niño

Read Full Post »

Descubre qué es la costra láctea y cómo puedes eliminarla.

Se trata de un trastorno muy frecuente en los lactantes. Suele aparecer después de las primeras semanas de vida y tiende a curarse de forma espontánea en el transcurso de un mes. Provoca la aparición sobre el cuero cabelludo de enrojecimientos y escamas grandes de aspecto amarillento. Este trastorno, que en el lenguaje médico se denomina “dermatitis seborreica”, no debe encender la luz de alarma, puesto que no es grave ni doloroso.

Las causas de su aparición todavía no están del todo claras, pero sí es cierto que, a diferencia de lo que se creía en el pasado, no tienen nada que ver con la intolerancia a la leche. Su aparición se atribuye al exceso de estimulación de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo por parte de las hormonas maternas. De este modo, las glándulas producen una cantidad excesiva de sebo que, cuando entra en contacto con los microorganismos presentes en la superficie de la epidermis, genera escamas grasas, de un color amarillento y de un aspecto similar al de la cera.

Los síntomasGeneralmente, la costra láctea es asintomática, es decir, no está acompañada de signos particulares de malestar. No provoca prurito, si bien puede crear unas pequeñas molestias.

Sin embargo, puede resultar ligeramente pruriginosa, si el bebé se toca o se arranca las costras. Asimismo, esto tiende a agravar el problema, ya que las manos del pequeño no están siempre perfectamente limpias y, si se toca una parte inflamada, puede provocar una infección. Si se arrancan las costras, se produce un enrojecimiento y la aparición de nuevas secreciones.

Prevenir las infecciones

En la mayoría de los casos, se trata únicamente de un problema de naturaleza estética. No obstante, pueden presentarse complicaciones, que podemos evitar con unas simples precauciones:

1. Las manos del niño deben mantenerse limpias y las uñas cortas.

2. Si se toca mucho la cabeza, ponle guantes de algodón.

3. No intentes desprender las escamas con el peine: empeorarías la irritación.

ADIOS A LAS COSTRAS

Si bien la costra láctea tiende a desaparecer por sí sola, siempre es mejor intervenir a tiempo con tratamientos específicos. Los tratamientos que se realizan a su debido tiempo sirven para evitar que la dermatitis se extienda hasta la frente y las cejas, como a veces sucede.

En estos casos, y especialmente si existe pus en las costras, la simple aplicación de aceite de oliva o de almendra es suficiente para resolver el problema.

Cómo eliminarlas:

1. Aplicar sobre la cabeza del pequeño una sustancia emoliente y realizar un masaje delicado.

2. Dejar actuar el aceite durante unas horas o, si resulta necesario, incluso toda la noche.

3. Lavarle la cabeza con un champú suave que no reseque el cabello.

4. Peinar al niño en el sentido del crecimiento del pelo con un cepillo suave, para eliminar las costras.

Fuente: Aquí Mamá

Read Full Post »

Una pequeña guía para reconocer las manchas en la piel del bebé y saber cuándo es necesario actuar.

Lunares, antojos, angiomas, manchas grandes o pequeñas… Son marcas “personales” algunas de las cuales desaparecen solas mientras que otras requieren tratamiento. Los también llamados “antojos” son, en realidad, anomalías en la pigmentación o en la irrigación sanguínea de la piel, y raras veces son indicios de un problema grave.

Las manchas que aparecen en la piel del niño pueden ser de color (blancas, negras, grises, rosas, rojas, beiges, marrones) y de formas distintas. A continuación, ofrecemos una pequeña guía que permitirá reconocerlas según sus característicassss.

Algunas desaparecen en seguida

Una buena parte de las manchas que aparecen durante los primeros días del recién nacido desaparecen espontáneamente pasadas algunas semanas, cuando la piel empieza a encontrar su propio equilibrio. He aquí algunas manchas completamente “inocuas”:

MILIA: son pequeños quistes blancos situados en la base de la nariz o esparcidos por toda la cara. Aparecen debido a una momentánea acumulación de grasa en las glándulas sebáceas que se encuentran debajo de la piel. No requieren ningún tratamiento porque desaparecen espontáneamente al cabo de unos días.

SUDAMINA: son manchas blancas de bordes rojizos, corrientes durante las primeras semanas de vida. Desaparecen por sí solas.

ERITEMA DEBIDO AL CALOR
: son pequeños puntos rojos que aparecen cuando hace calor y el niño suda mucho, desapareciendo en cuanto se restablece la temperatura corporal.

¿Cuándo se debe consultar al pediatra?

Las manchas de la piel también pueden indicar la existencia de una infección que requiera los cuidados del pediatra.Veamos cómo identificar las dos más difundidas:

TIÑA: las manchas tienen unos bordes bien definidos que forman un anillo redondeado. El centro sobresale un poco, es de color rosa oscuro y tiende a descamarse.

IMPÉTIGO: las manchas parecen quemaduras de cigarrillo, con los bordes bien definidos y pequeñas costras en el interior.

En ambos casos, al principio, las manchas son pocas y se distribuyen por las zonas de la piel que están en contacto con el aire, y si no se toman las medidas pertinentes se multiplican rápidamente.

Cuando son rojas…

ANGIOMAS

Los clásicos “antojos”. Son manchas rojizas de poco espesor, llamadas también “angiomas planos“. Son malformaciones vasculares permanentes que, en la mayoría de los casos, sólo comportan problemas estéticos. Están presentes desde el nacimiento y crecen con el niño. Tienden a aclararse en las primeras semanas de vida, a medida que la piel adquiere más espesor, pero nunca efectúan una regresión espontánea.

¿Qué debe hacerse?

Sólo los angiomas situados en la frente, en los párpados o en la nuca pueden atenuarse con el tiempo, normalmente antes del año, puesto que no son verdaderos angiomas planos, sino capilares dilatados que se normalizan gradualmente. En la mayoría de los casos, estos angiomas requieren una intervención precoz, ya que, con el paso de los años, se hacen más tupidos, responden menos a los tratamientos con láser y agravan el problema estético. El láser es el único tratamiento posible.

HEMANGIOMAS

Son manchas rojizas de forma irregular que, al principio, son planas, y más tarde, tienen relieve. Están presentes desde el nacimiento o aparecen en las primeras semanas de vida. Crecen durante los primeros seis meses y, después, tienden a desaparecer de forma espontánea (normalmente, antes de los cinco años y, como máximo, antes de los nueve). Suelen localizarse más frecuentemente en la cara, aunque también pueden aparecer en otras partes del cuerpo. Son las anomalías vasculares más comunes.

¿Qué debe hacerse?

Sólo se opta por la intervención quirúrgica precoz si están localizados en la cara y destinados a tener una regresión no favorable, ya que, aunque son benignas, con el crecimiento, estas manchas pueden dar lugar a problemas estéticos y psicológicos, sobre todo cuando se localizan en la cara.

Asimismo, se intervienen si se trata de hemangiomas problemáticos que, a causa de su localización, pueden provocar un daño funcional, como los situados alrededor del ojo, en la nariz, en el labio o en el cuero cabelludo. En ambos el problema puede resolverse recurriendo a sofisticadas técnicas como los ultrasonidos, la electrocoagulación de radiofrecuencia, microcirugía y láser.

Cuando son azuladas…

MANCHA MONGÓLICA

Es una mancha oscura (de color gris, difuminada) que se localiza exactamente en el centro de la base de la espalda del niño y tiene la forma de un triángulo con el vértice dirigido hacia abajo. Se llama “mancha mongólica”, por ser muy frecuente entre los niños de los países orientales.

Se debe a una condensación de melanocitos, las células que contienen el pigmento (melanina) que confiere a la piel su color natural. Además de estar difundida entre los niños asiáticos, esta señal también caracteriza al 25 por ciento de los pertenecientes a la raza blanca.

¿Qué debe hacerse?

Por ser totalmente benigna, esta mancha no precisa ninguna terapia, en parte también porque está destinada a desaparecer por sí sola con el tiempo, pues los melanocitos penetran en la zona más interior de la piel y ya no pueden verse. Sólo en el caso de que la mancha ya sea muy oscura en el momento de nacer, puede persistir un pequeño halo.

Cuando son marrones…

MANCHAS CAFÉ CON LECHE

Tienen una forma ligeramente irregular y una inequívoca tonalidad marrón. Pueden localizarse en cualquier parte del cuerpo y en el momento de nacer no suelen pasar de un centímetro y medio de diámetro.

Se deben a una mayor concentración de melanina en determinadas zonas de la piel.

¿Qué debe hacerse?

Esta señal en la piel también es benigna, siempre y cuando el número de manchas sea limitado (máximo 3). Si son muchas (más de 7) o bien aumentan a medida que el niño crece, deberá consultarse al pediatra.

EFÉLIDES

Se trata de minúsculas manchas de color marrón claro, que aparecen entre los 2 y los 5 años, cuando el pequeño comienza a tomar el sol. Se localizan precisamente en las zonas del cuerpo más expuestas a la luz: los pómulos, los hombros, la nariz y las manos.

Las efélides, que a menudo se confunden con los lunares, son una característica específica de los niños con la piel clara y pelirrojos o bien rubios. Las efélides advierten de la incapacidad del organismo para producir melanina de una manera apropiada así como de proteger debidamente contra la agresión de los rayos solares.

¿Qué debe hacerse?

Para evitar quemaduras, es preciso aplicar sobre la piel cremas solares con un elevado índice de protección y no exponer al pequeño al sol durante las horas centrales y más cálidas del día (de las 11 de la mañana a las 3 de la tarde), especialmente en verano.

LUNARES

Tienen los bordes perfectamente definidos y color oscuro. Su diámetro puede variar de 1,5 a 20 centímetros.

Se deben a auténticos racimos de melanocitos que resaltan por su color más oscuro del resto de la piel. Suelen aparecer a partir del primer año de vida, y aparecen en pocas ocasiones entre los recién nacidos. Por regla general, se trata de una mancha única que puede aumentar de tamaño.

¿Qué debe hacerse?

Los lunares suelen ser benignos, pero sin embargo debe controlarlos un dermatólogo, quien comprobará que no se modifique su tamaño, forma y aspecto.

Cuando son blancas…

LUNARES DESCOLORIDOS

Son pequeñas manchas más claras que el resto de la piel e indican una escasez de melanina. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo en la zona central del abdomen, cerca del ombligo, y aumentan de tamaño al crecer el niño. Pero se ven poco y sólo destacan cuando la piel se broncea.

¿Qué debe hacerse?

Son benignos, por lo que sólo se consultará al especialista si su número es muy elevado

Cuando son negras…

NEVUS

Marcas oscuras que aparecen ya en el momento del nacimiento. La intensidad del color es muy variable. Algunas de estas marcas son pilosas, es decir, con pelo, desde el momento del nacimiento.

PECAS

Son lunares con un diámetro que oscila entre 1 y 2 milímetros. Pueden aparecer en cualquier parte, y suelen hacerlo entre los 3 y los 5 años de edad. Presentan un color negro uniforme, tienen los bordes bien definidos y con frecuencia aumentan de número al crecer el niño. Son totalmente benignas y se “heredan” de los padres.

¿Qué debe hacerse?

Las pecas, cuya aparición favorece el sol, suelen localizarse en las zonas expuestas a los rayos ultravioleta, pero no constituyen un indicio de que la piel se halle más expuesta a sufrir quemaduras.

Fuente: Aquí Mamá

Read Full Post »

Older Posts »